Martes 1ro de diciembre de 2020   Actualizado 01:48h
20 de septiembre de 2011
La entidad cuenta con 25 equipos y 350 jugadores y jugadoras
El Club Balonmano Leganés homenajeó a uno de sus fundadores en el torneo que sirvió para presentar la temporada 2011-2012

El pasado fin de semana tuvo lugar en el Pabellón Municipal ‘Manuel Cadenas’ el ‘IV Torneo Memorial Salam Tlai’, organizado por el Club Balonmano Leganés, en recuerdo al joyero brutalmente asesinado en su establecimiento de la Avenida de Fuenlabrada, gran aficionado al balonmano y padre de uno de los jugadores del club. El evento también sirvió para presentar a todos los equipos de la entidad deportiva leganense para la próxima temporada 2011-2012.

Tlai fue uno de los fundadores del equipo leganense en 2004 junto con su presidente y ex jugador de balonmano de División de Honor, Juan del Arco, formado en las categorías inferiores de Carabanchel y Leganés. En esta última ciudad fue fichado para el equipo local por Manuel Cadenas. Leganés, una ciudad con una incuestionable tradición balonmanística, vio como el embrión del actual club, el Juventud Leganés desaparecía por problemas económicos después de haber ‘amamantado’ en su cantera a un apreciable número de jugadores y jugadoras internacionales absolutos.

El torneo enfrentó a nueve de los 25 equipos del Club Balonmano Leganés –que cuenta con 350 jugadores y jugadoras en sus categorías inferiores- con otros tantos conjuntos como Balonmano Torrejón, BACOVI y Balonmano Concepción.

El alcalde, Jesús Gómez, acompañado del presidente del Club Balonmano Leganés, Juan del Arco, entregó un ramo de flores a la viuda de Salam Tlai, joyero leganense, de origen iraní, asesinado hace tres años tras sufrir un atraco.

“Ha sido un torneo presentación muy entrañable, un acto muy especial y emotivo en honor a uno de los fundadores del club en 2004 y padre de uno de nuestros jugadores. Salam Tlai era una persona muy querida en nuestra entidad”, afirmó Juan del Arco, que militó, entre otros equipos, en el Club Balonmano Caja Madrid y Club Balonmano Guadalajara de División de Honor, antes de retirarse en Leganés, en un viaje profesional de ida y vuelta.

Del Arco destacó que el objetivo del Club para esta temporada 2011-2012 es consolidar la presencia del equipo femenino en División de Plata (Segunda División) e intentar que el equipo masculino, en 2ª División Nacional, pueda ascender. “Son los dos conjuntos estandarte del Club en los que se miran los jugadores y jugadoras de las categorías inferiores”, añadió.